.Uno de los aspectos que tienen más en cuenta los usuarios al efectuar una compra por internet es el precio, seguido de la comodidad. Pero si un producto vale lo mismo por internet que en la tienda tradicional, el consumidor preferirá la tienda tradicional, ya que puede ver el producto, tocarlo, probárselo… Esto se refleja en diversos estudios que nos dicen que 7 de cada 10 consumidores prefieren comprar en tiendas físicas antes que hacerlo en comercios online. Por ello, en este post nos vamos a centrar en 3 maneras de lanzar promociones de nuestra tienda online.

LAS PROMOCIONES

De todas formas, lo mejor para captar y fidelizar clientes es establecer acciones promocionales basándonos en nuestro modelo de negocio, nuestros productos y nuestro público objetivo, sobre todo en aspectos como el precio, el transporte y la atención al cliente. Para conseguir estos propósitos disponemos de servicios que ofrecen buscadores y redes sociales que nos permiten conseguir notoriedad, interés, permanencia, éxito y fidelidad.

Por tanto, nuestras acciones promocionales deben ser:

  • Atractivas.
  • Innovadoras.
  • Sorprendentes.
  • Diferentes.
  • Por tiempo limitado.

Las promociones dependerán de nuestro negocio, pero algunas de las más comunes y utilizadas son las siguientes:

  • Por la compra de un bono o vale, sesiones extra gratuitas o un importe extra añadido.
  • Descuentos si se fidelizan amigos o familiares.
  • Bono anual para obtener ingresos y fidelizar al cliente durante un año.
  • Regalos por la compra de otros productos.
  • Regalos con valor añadido.
  • Ofertas especiales en fechas clave (San Valentín, Día de la Madre, Día del Padre, etc.).
  • Bonos regalo para familiares y amigos, de manera que conozcan nuestros productos o servicios.
  • 2 × 1 o 3 × 2.

Estos son solo algunos de los ejemplos más habituales, pero existen muchos otros que utilizan las posibilidades de las redes sociales para captar y fidelizar a clientes y usuarios.

Una acción promocional debe estar bien pensada y debemos tener la capacidad de medirla desde su lanzamiento hasta su finalización. Es fundamental para valorar si ha sido acertada, efectiva y rentable porque, en caso contrario, terminará siendo una acción aislada y no cuantificada. Y eso es lo que no queremos.

Además, para promocionar un determinado producto o servicio no deberíamos utilizar una única acción y un único canal. Lo ideal sería planificar varias acciones y utilizar varios canales para captar la mayor atención posible, pero dependerá de nuestro presupuesto.

Por ello, vamos a tratar 3 formas de acciones digitales que nos van a permitir lanzar nuestras acciones promocionales con el objetivo de vender más. Concretamente Google Adwords, Facebook Ads y las Newsletters.

GOOGLE ADWORDS O LA PUBLICIDAD EN BUSCADORES

Esta es la herramienta de Google que nos permite hacer publicidad en distintas plataformas y llegar a nuestro público objetivo. Su funcionamiento es muy sencillo y útil, sobre todo para analizar el impacto de nuestra campaña realizada en Google. Cada clic que un usuario realiza sobre un anuncio se cobra a la empresa contratante según la cotización de las diferentes palabras clave utilizadas.

Entre las variantes que nos ofrece, podemos distinguir cuatro tipos de anuncios:

  1. Anuncios de búsqueda. Se muestran al lado de los resultados de Google cuando los usuarios buscan los productos o servicios que ofrece nuestro comercio. Si las palabras de búsqueda coinciden con nuestras palabras clave, el anuncio se puede mostrar encima de los resultados de la búsqueda en cualquier tipo de dispositivo. Solo se paga cuando los usuarios hacen clic en el enlace de nuestra web o en el icono de llamada.
  2. Anuncios de display. Los mensajes se pueden mostrar en páginas web, aplicaciones, Gmail y YouTube.
  3. Anuncios de vídeo. Se emiten en el canal YouTube y suelen aparecer antes o después de la reproducción de uno de sus vídeos.
  4. Anuncios de aplicaciones. Permiten promocionar nuestras aplicaciones de Android o iOS en Google de forma sencilla.

Así pues, cuando un usuario introduzca una palabra clave en el buscador de Google o YouTube, le aparecerá nuestro anuncio según hayamos configurado nuestro perfil y presupuesto. Esta es una manera muy eficaz y económica de llegar a un público que está interesado en lo que ofrecemos.

El proceso de gestión y seguimiento de nuestra campaña podemos hacerlo en tiempo real y modificarla o adaptarla en cualquier momento.

La publicidad en la red ha ido creciendo junto con el aumento y uso de internet, por lo que debemos tenerlo en cuenta como medio promocional de nuestro negocio. Google AdWords nos permite conseguir, en poco tiempo, audiencia y promoción a un precio económico.

ANUNCIOS EN FACEBOOK E INSTAGRAM

Facebook Ads es el servicio que permite gestionar y publicar anuncios en la red social con más usuarios del mundo, cerca de 1.900 millones. Y también en Instagram, propiedad de Facebook, la tercera en el ranquin, con 600 millones de usuarios.

En Facebook, los anuncios se publican en los laterales de la página principal y entre las noticias de nuestro muero, pudiendo llegar a miles de usuarios. Desde las opciones de configuración, podemos escoger la fecha de inicio y final de nuestra campaña, el área geográfica, la edad, el sexo, los intereses y el presupuesto. Además, desde que Facebook compró Instagram, también podemos gestionar los anuncios de la aplicación de fotos o ambas de forma conjunta.

Como en la mayoría de redes sociales, podemos iniciar todo tipo de campañas para promocionar nuestro sitio web o alguno de nuestros productos o servicios. La ventaja de utilizar Facebook Ads es que podemos llegar a un público específico de una forma fácil, rápida y económica.

Facebook Ads distribuye su negocio en ocho sectores estratégicos:

  • Servicios financieros.
  • Venta al por menor y comercio electrónico.
  • Juegos.
  • Entretenimiento y multimedia.
  • Telecomunicaciones
  • Tecnología.
  • Bienes de consumo envasados.
  • Política.

COMERCIO ELECTRÓNICO EN FACEBOOK

En nuestro caso, el del comercio electrónico, podemos utilizar esta plataforma para dar a conocer nuestras ofertas o productos estrella y atraer usuarios a nuestra tienda. Además, Facebook ofrece la posibilidad de mostrar un catálogo de nuestros productos con los siguientes datos:

  • Fotos del producto.
  • Nombre del producto.
  • Precio.
  • Descripción (cuanta más información, mejor).
  • URL de pago en nuestra tienda online.
  • Destacar el producto, ideal para mejorar las conversiones de un artículo concreto.
  • Compartir el producto en la página de empresa.

También podemos configurar diferentes variantes de un mismo producto, como la talla, el color, el material, el sabor, etc. De todas formas, el cierre de la venta con el pago se realiza en nuestra tienda electrónica.

INSTAGRAM

En el caso de Instagram, la promoción es más fácil. Solo necesitamos configurar las características de nuestro público objetivo y tener a mano los siguientes datos:

  • El enlace de destino del botón de llamada a la acción.
  • El texto del anuncio (máximo 300 caracteres).
  • La imagen o vídeo del anuncio (mejor en formato cuadrado 1080 × 1080 px).

Hasta la fecha, las tasas de conversión son bastante buenas. Es un gran canal para promocionar un producto o servicio porque tiene un elevado poder de atracción, el coste es bajo y los anuncios están perfectamente integrados con el resto de publicaciones del time line del usuario.

NEWSLETTER O BOLETINES

Una de las acciones promocionales más habituales es el envío de newsletters o boletines. Es una manera rápida y económica de llegar a nuestros clientes con un mensaje promocional. Por supuesto, hay que tener en cuenta la normativa legal referente al envío de publicidad por medios digitales.

Antes de escribir y enviar un boletín por e-mail, es importante tener presentes los siguientes puntos:

  • Siempre es mejor un mensaje simple, claro y directo que aprovechar una misma newsletter para ofrecer múltiples productos y descuentos. Si queremos incluir varias promociones, debemos destacar la más importante. En una newsletter no cabe todo.
  • Debemos pensar bien en el contenido de la newsletter, sobre todo en los objetivos que queremos conseguir.
  • El asunto tiene que generar interés, ser atractivo sin excesos ni magnificaciones y no debe esconder el contenido del mensaje, ya que determinará que se abra o no.
  • Es muy importante que el remitente esté claramente identificado con el nombre comercial de la tienda. No debemos utilizar el nombre fiscal ni la razón social, si es diferente al comercial. Si el usuario recibe un correo de alguien que no conoce, las probabilidades de que acabe en la papelera son muy altas. No debemos crear confusiones innecesarias a nuestros clientes.
  • Una newsletter tiene que pensarse y optimizarse como tal. No sirve tener una imagen, incluirla en HTML y enviarla por e-mail. Uno de los errores más comunes es aprovechar un anuncio en formato de imagen y enviarlo, pero si no tenemos habilitada la opción “mostrar imágenes” en nuestro correo, no la veremos y el envío no habrá servido para nada. Siempre es mejor incluir el texto y las imágenes por separado; de esta forma, si el remitente no tiene habilitada esa opción, al menos podrá leer el texto.
  • No debemos utilizar tipografías poco comunes, ya que, probablemente, si el emisor no las tiene instaladas, no las verá como nosotros. Es mejor utilizar las más comunes, como Arial, Helvética, Verdana o Times New Roman.
  • Es importante tener la base de datos optimizada, actualizada y segmentada por intereses o temáticas de manera inteligente. Para aumentar la lectura de los boletines, hay que mandar ofertas afines al destinatario. No es recomendable enviar ofertas de productos o servicios sobre los que nuestro destinatario no esté interesado; no los leerá y corremos el riesgo de que, por pesados, se dé de baja de la lista. Por eso es muy importante conocer qué le gusta a cada cliente. Enviar información no deseada es una forma de hacer spam.
  • Debemos cuidar la frecuencia de los envíos, tienen que ser ponderados. ¡No por enviar más newsletters venderemos más! El envío indiscriminado y sin sentido de correos a nuestros clientes o usuarios puede provocar rechazo y, en consecuencia, bajas de nuestra lista.
  • No debemos enviar adjuntos. Es mejor remitir al usuario a nuestra web a través de un enlace. Aumentaremos la velocidad de carga del mensaje y las visitas a nuestra web.
  • Tenemos que revisar las estadísticas de nuestra plataforma de e-mail marketing. Hay que saber a qué horas y qué días de la semana son mejores para enviar los mensajes.

Lamentablemente, no hay una fórmula que garantice que el destinatario reciba, abra, lea y haga clic al recibir una de nuestras newsletters, pero si ponemos en práctica estos puntos, tendremos más probabilidades de que sea así. De media, se abren un 24 % de las newsletters que se envían y se hace clic en el 3 % de los enlaces incluidos en los mensajes. Por supuesto, las estadísticas variarán según el sector.

CONCLUSIÓN

Está claro que uno de los aspectos por los que se mueven los compradores digitales es por el precio. Esta nueva generación de clientes digitales pasa muchas horas buscando un producto concreto en internet y comparándolo. Por tanto, tenemos que tener muy en cuenta este aspecto y definir acciones promocionales en nuestra tienda online con el objetivo de vender más.

En este sentido, tenemos que tener en cuenta que nunca debemos de trabajar en la captación de clientes para aumentar las ventas. Pero, sobre todo, tenemos que trabajar muy mucho con nuestros clientes. Por ello, es importante mimarlos y motivarlos para que vuelvan a compran en nuestra tienda online. Básicamente porque nos va a ser más rentable y porque no podemos mimar mucho a un cliente que acaba de llegar en detrimento de otro cliente que es muy fiel a nuestra marca.

¿Quieres darle la vuelta a tu negocio y apostar por estrategias de éxito?