Si estás pensando en  que tú casa necesita un cambio, llevas ya un tiempo dándole vueltas a cosas que te gustaría cambiar o simplemente acabas de comprar tu nueva casa y necesita una buena reforma, creemos que seguir estos sencillos pasos te ahorraran un quebradero de cabeza y de bolsillo!

  1. HAY QUE  estudiar bien lo que queremos, y de esto lo que realmente necesitamos ahora y en el futuro. Todos soñamos con tener la casa de nuestros sueños, pero, cuidado, los sueños pueden traernos muchos problemas… hay que pensar con claridad y detenimiento las cosas para no acabar haciendo cosas que no queremos o lo peor, gastando dinero con el que no contábamos.  Por eso mi primer consejo sería, hacer una lista, con las cosas que necesitamos cambiar de nuestra casa en este momento y en otra fila, lo que necesitaremos en unos años (siempre tenemos que tener en cuenta que nuestras prioridades pueden cambiar).  Y también debemos tener claro hasta dónde podemos llegar con el presupuesto que tenemos y si lo hacemos de una vez u optamos por la posibilidades de hacerlo en varias fases (lo cual puede tener sus inconvenientes).
  2. Este punto creo que sería el más importante ,  VAMOS A PLANIFICAR, porque como dice el refrán: “si quieres hacer las cosas mal, hazlas de prisa”,  si algo me ha enseñado mi experiencia en reformas, es que el que más gasta al final de una reforma es el que menos a dedicado de tiempo a saber lo que realmente quiere,  y en nuestro caso creo que no queremos escuchar el temido: “por imprevistos, ha costado el doble el presupuesto inicial” , o “los albañiles llevan una semana sin aparecer por la obra”, o demás historias vox populi. Por eso vamos a organizarnos y localizar esos problemas que estamos viendo antes de empezar la reforma.
  3. CONFIAR, debemos  de contratar los servicios de empresas que conozcamos que realizan un buen trabajo, para evitar males y mayores y debemos revisar meticulosamente el contrato, para asegurárnos de que todo lo que queremos está incluido en el mismo. Un consejo: fíjate bien que tipo y calidad de materiales se van a  usar, sabemos que no es lo mismo un terrazo que un mármol.
  4. REVISAR, es necesario revisar los materiales y accesorios antes de que lo instalen, ya que una vez puesto es más difícil y costoso volver atrás.

Si crees que estos consejos  te han ayudado, pero sigues viendo que va a ser difícil afrontarlo solos, no dudes en contactar con nosotros, estaremos encantados de ofrecerte ayuda profesional.

Si quieres saber más de nosotros, puedes ver nuestros proyectos en la web y echar un vistazo a los servicios que ofrecemos. Estaremos encantados de ayudarte a conseguir el resultado que buscas  y sin sorpresas.