España es, por definición, el país por excelencia donde lo gratis es tendencia o el bueno, bonito y barato es todo a lo que aspiramos. Nos tiramos a las ofertas, a lo barato, sin importar si es de calidad. Allí, donde algo es gratis o te lo regalan, estamos. Con ese pensamiento vivimos nuestro día a día. ¿Por qué pagar por algo que es gratis o que en otro sitio es más barato?

Con esta idea preconcebida, además, pretendemos llevar nuestra empresa o nuestra marca al éxito. Si por nosotros fuese, no invertiríamos ni un duro en nada. Lo queremos todo baratito y que, por supuesto, sea bonito y bueno. Con esas 3B queremos vender mucho, que nos conozcan y convertirnos en la marca de referencia en nuestro sector.

Y ahí nos encontramos y estancamos. Ahí, en ese punto, nos preguntamos por qué no vendemos más, porque no aumenta nuestra comunidad en redes sociales o por qué no recibimos más me gustas o más visitas a la web.

Convencidos, todavía, de que las redes sociales han llegado para solucionarnos la vida y para que vendamos hasta en el rincón más inhóspito de este país. Eso sí, sin importarnos cómo lo hagamos o consigamos, pero con la triste realidad de querer conseguirlo a coste cero. Y ese, señores, es un mal pensamiento, porque la realidad es bien distinta. Verlo ahora o en el futuro es cosa nuestra, pero, al final, acabaremos comprendiendo esta situación.

Ya hablamos en el post 15 errores que debes evitar en la gestión de redes sociales de tu empresa o marca sobre los errores más comunes que empresas y marcas comenten en redes sociales. Hoy nos centramos en la importancia que tiene invertir en redes sociales para, realmente, maximizar la inversión y aprovechar al máximo los beneficios que pueden aportar las rede sociales a nuestro negocio.

RAZONES POR LAS QUE INVERTIR EN REDES SOCIALES

Parafraseando al perfil de la vecina rubia, invertir en redes sociales es de guapos y guapas. Al final, con las redes sociales nos maquillamos, peinamos y nos vestimos para estar guapos y guapas para nuestros clientes. Ahora, tenemos que ser conscientes que el look amateur que tenemos ahora mismo no nos va a servir mucho tiempo o, quizás, ya hace tiempo que ha dejado de servirnos. Un buen maquillador y peluquero, un buen estilista y unos cuantos euros en ropa te pueden ayudar a dar esa imagen que quieres para que te compren.

Si extrapolamos esta idea a nuestra empresa/marca, un buen estilista será ese profesional que sabe cómo funcionan las redes sociales de verdad y que es capaz de sacar el mayor rendimiento de ellas para nuestro negocio, el peluquero y maquillador es ese creativo o creativa que es capaz de plasmar la mejor imagen de nuestra empresa en internet y esos euritos que necesitamos para ropa, en definitiva, es la inversión en publicidad para llegar a nuestro público objetivo.

Pero, ¿es necesario invertir en redes sociales? A pesar de que las redes sociales, en general, son gratuitas, sí tienen un lado más profesional donde aprovechar todo el beneficio que aportan. Además, como buena empresa que son, quieren ganar dinero mediante campañas publicitarias.

Las principales razones por las que invertir en redes sociales son:

  • No podemos engañarlas. Sus creadores, al igual que nosotros, están para ganar dinero. Si no estamos dispuestos a invertir en ellas, su algoritmo hará que nuestras publicaciones apenas aparezcan en los perfiles de los usuarios y aquello que publiquemos apenas tendrá alcance.
  • Estudiar nuestro público, nuestro mercado y saber qué esperan de nuestra empresa o marca. Las redes sociales nos permiten llegar a mucha gente desde nuestra casa u oficina. Pero lo realmente interesante es llegar a esas personas que de verdad nos compren. ¿Para qué queremos 1000 seguidores que nunca nos comprarán?
  • Sacar la mejor imagen al exterior. Ese look ideal que hará que nuestra empresa o marca se vista de gala para recibir potenciales clientes. Esa imagen es fundamental que la cuidemos para triunfar.
  • Contad con un aliado es siempre mejor que contad con un enemigo. Un experto en marketing digital y social media sabe lo que se cuece en el mundo digital. Ese es nuestro aliado. Un aficionado puede convertirse en nuestro mayor enemigo ya que puede causarnos mucho más daño que beneficio.
  • Saber el contenido que debemos publicar y cómo lo contemos es un arma que un experto tiene a su favor. En caso contrario, nos puede salir el tiro por la culata y causar un daño irremediable.
  • Promocionar nuestro contenido o nuestros productos. Si algo bueno tienen las redes sociales es que han permitido una democratización de la publicidad ya que, gracias a ellas, podemos realizar grandes campañas publicitarias que con los medios tradicionales era impensable que las realizásemos.

Con estas razones, debemos de tener claro ya que invertir en redes sociales es sinónimo de éxito. Si no es así, es que entonces no queremos asumir la realidad. No pasa nada, nos encontraremos en el mismo punto. Será como el día de la marmota, estaremos en un bucle infinito del que no vamos a salir.

Desde nuestro punto de vista, la inversión que hay que hacer en redes sociales, hay que plantearla desde tres vertientes distintas:

  • Esas personas que saben lo que hacer en redes sociales. Se manejan muy bien en ellas. Las conocen, saben sus puntos fuertes y débiles. Las analizan y, después de todo, consiguen que sean rentables.
  • Imagen y diseño. Una imagen descuidada no te trae nada bueno y menos aún para tu empresa o marca. Ves como tu competencia lo hace bien. Quieres conseguir estar a la altura de lo que esperan tus seguidores. Al final un buen discurso está bien para triunfar, pero si lo acompañamos de una buena imagen, el triunfo es aún mayor.
  • La publicidad es ese caballo de batalla de los pequeños y medianos negocios. Es el paso que no nos atrevemos a dar. Nadie nos ha explicado que sin difusión no somos nada. Y la mejor forma de llegar más lejos es a través de campañas publicitarias donde vamos a definir quiénes son nuestros clientes ideales.

LOS MEJORES ESTILISTAS

Esos profesionales que saben sacar lo mejor de nuestro negocio y, además, conocen, exploran y sacan el máximo rendimiento de las redes sociales. Es lógico, zapatero a sus zapatos. Cada cual es experto en lo suyo. Por eso, existen verdaderos profesionales que exprimen el beneficio que las redes sociales le pueden dar a nuestro negocio.

Olvidémonos ya del método juan palomo yo me lo guiso yo me lo como. Cuando empezamos, es lógico querer reducir los gastos lo máximo posible. Pero, después de ese comienzo, es hora de apostar, de verdad, por el crecimiento de nuestro negocio. De nada sirve seguir una estrategia amateur si, al final, no nos va a generar resultados. Estaremos perdiendo mucho tiempo que, en definitiva, es dinero.

Por tanto, tenemos que tener claro que yendo de la mano de buenos profesionales podremos mejorar nuestro negocio y utilizar las redes sociales de modo profesional. No nos ofendamos cuando nos dicen que lo que hacemos no es profesional. Es lógico, nosotros conocemos muy bien nuestro negocio, pero no la mejor forma de difundirlo. Te animamos a que apuestes por un buen aliado para, juntos, ganéis la apuesta.

MAQUILLAJE Y PELUQUERÍA, EL MEJOR RESULTADO

Pon guapo tu negocio. A todos y todas nos gusta estar guapos y guapas. Sentir que la gente alrededor nuestra se fija en nosotros y nosotras. Tenemos un buen aspecto, lo sabemos. Pero un buen maquillaje y peluquería nos da este toque sofisticado que hace que deslumbremos por encima del resto. Igual tienes que hacer con tu negocio. Es guapo por sí solo, tiene buenos productos o sirve los mejores servicios del mercado. Pero no deslumbra sobre el resto de competidores. Necesita ese plus que haga que sea el rey del baile. Por tanto, un buen diseño gráfico es el maquillaje y peluquería que necesita nuestro negocio.

Invertir en este aspecto es fundamental, la competencia en redes sociales es bestial. Muchas veces nos damos cuenta que otros negocios competidores tienen más éxito que nosotros aun vendiendo u ofreciendo peores productos o servicios. El hecho es que muestra la mejor imagen. Exprimen ese aspecto lo máximo posible, conocedores de que les garantiza el éxito. Un mal diseño, una mala fotografía, una imagen poco favorecedora… solo nos va a genera una mala reputación. Es así, los usuarios de redes sociales son muy exigentes. Quieren algo más. Así que dedican muy poco tiempo a vernos. Ese poco tiempo tenemos que aprovecharlo para ofrecer lo mejor. Que se fijen en nosotros. Solo así conseguiremos sacar el máximo beneficio.

No seamos tacaños. Trabajar en el diseño y la imagen de nuestro negocio es una inversión de futuro. Si no somos capaces de tener esta visión, quizás lo que necesitamos es pegar el cerrojazo de nuestro negocio y, así, dejaremos de lamentarnos cuando no consigamos las ventas que nos hemos imaginado.

LOS EUROS MEJOR INVERTIDOS

Hasta hace no muchos años, la publicidad era cosas de tres o cuatro que tenían millones para publicitar sus productos y servicios. Hoy día, gracias al nacimiento de toda la tecnología digital de la que disponemos, la publicidad se ha democratizado. Ahora, por muy pequeños que seamos, podemos competir casi en igualdad de condiciones con pequeños, medianos y grandes negocios.

Las redes sociales tienen gran parte de culpa en esta democratización publicitaria. Nos ofrecen magníficos mecanismos para hacer llegar nuestro mensaje a nuestro público objetivo. Segmenta los usuarios, los clasifica y les hace llegar el mensaje. Fácil, cómodo y barato que no gratis. Es barato porque apenas nos supone unos cuantos céntimos de euro conseguir que un usuario vea nuestro anuncio. ¿Qué más podemos pedir? Sin duda, la inversión publicitaria es clave para alcanzar nuestros objetivos más rápidamente.

Sabemos que, hasta ahora, hemos subsistido con lo que hemos podido conseguir en redes sociales. Quizás hasta hayamos hecho algún que otro pequeño anuncio. Pero no hemos visto los resultados. Una de dos: o has invertido tan poco dinero que no ha supuesto ningún beneficio o no has creado tu campaña publicitaria bien y, por tanto, los resultados no son los esperados.

¿Nos comprometemos a realizar campañas publicitarias en redes sociales? Vamos a responder teniendo claro que las redes sociales son un negocio y, al igual que nosotros, quieren ganar dinero. Si no invertimos en campañas publicitarias, nuestros contenidos cada vez se verán menos en los perfiles de nuestros seguidores. Es lógico, nos piden poco para darnos mucho. Así que tenemos que ser capaces de tener esto en cuenta e invertir en publicidad. Todos y todas ganaremos.

CONCLUSIÓN

La comunicación que nos ofrecen las redes sociales es maravillosa. Pensad que podemos llegar a cualquier parte del mundo con una simple publicación… es algo que hasta hace pocos años era casi impensable o cosa de grandes compañías. Sin embargo, hemos asumido que esta gran facilidad de comunicación que nos ofrecen las redes sociales cumple las 3B: bueno, bonito y barato. Bueno porque lo cierto es que nos permiten hacer cosas muy grandes para nuestros negocios por muy pequeños que seamos; bonito porque, a su vez, esto que podemos hacer lo podemos poner tan bonito como queramos y, sobre todo, barato ya que pensamos que todo lo que existe alrededor de las redes sociales es gratis.

No se nos pasa ni por la cabeza el hecho de que tenemos que invertir en redes sociales. Nos da igual a quién lleguemos o cómo lleguemos. No es importante para nosotros, simplemente publicamos y publicamos, ya llegará a quien tiene que llegar. Pero, al final, nos damos cuenta de que no llega a quien tiene que llegar y, si llega, además lo hace con mala imagen y de la forma incorrecta. Nos encontramos, por tanto, en un bucle infinito. Es como la pescadilla que se muerde la cola. Nos lamentamos porque no conseguimos lo que queremos con las redes sociales. Pero, no hacemos nada para solventarlo: no invertimos y nos enfrascamos en que no necesitamos esta inversión. Conclusión, nos encontramos en el mismo punto inicial y vuelta a empezar.

Cuando seamos capaces de salir de ese bucle, entonces es cuando de verdad estaremos haciendo algo bueno por nuestro negocio. Hay tres aspectos en los que es necesario invertir. Los tres son igual de importantes y van de la mano. Uno no tendría sentido sin el otro:

  • Invertir en profesionales. Aquellos que de verdad van a sacar lo mejor de tu negocio y de las redes sociales.
  • Invertir en diseño gráfico. En definitiva, invertir en la imagen que muestras de tu negocio.
  • Invertir en publicidad. Hazle este favor a tu negocio. Solo así podrás difundirlo como se merece.

Como vemos, uno va de la mano del otro. Al final un buen profesional analiza y estudia tu negocio y sus posibilidades en el mundo digital y, sobre todo, en el mundo de las redes sociales. Pero, además va a ser capaz de crear la mejor versión de nuestro negocio en lo que se refiere a la imagen que ofrece. Por último, detectará cuándo y cómo hacer publicidad. Es un tres en uno.

Queremos que te quedes con una idea clara. Si no eres capaz de tener esta visión para tu negocio, quizás este abocado al fracaso o el éxito no lo vas a conseguir en las redes sociales. Es así de fácil o de difícil. ¿Te ayudamos?