Posicionamiento SEO III. Títulos que enganchan

//Posicionamiento SEO III. Títulos que enganchan

Posicionamiento SEO parte III. Títulos que enganchan

¡Hola! Nos alegramos de que estés de vuelta en nuestro blog, estamos muy agradecidos. Si es la primera vez que nos lees, bienvenido o bienvenida seas y sólo esperamos que encuentres útil e interesante lo que queremos compartir. Seguimos hablando hoy de posicionamiento SEO.

Que estés aquí lo interpretamos como un sinónimo de que te gusta trabajar las cosas bien para el posicionamiento de tu empresa o marca en Internet y que nosotros podamos aportarte ese granito que te ayude a seguir.

Hoy te damos la bienvenida a Títulos que enganchan. En este post nos vamos a centrar en un aspecto muy importante como es la forma en que redactamos los títulos de nuestros posts. Sin duda, hay que trabajar mucho en este sentido. Es lo primero que leen los usuarios. Si el título engancha, seguirán. Si el título les despierta curiosidad, leerán el post. Si el título les ayuda ante un problema, encontrarán interesante el post.

En la mayoría de las ocasiones nos centramos en publicar contenido de interés para nuestros usuarios pero nos olvidamos de crear un buen título. Nos encontramos que el número de usuarios que ven el post no se incrementa porque el título no les ha enganchado y, por tanto, presuponen que el contenido tampoco les va a interesar.

Ante esto, vamos a trabajar un poco en este sentido. Os queremos dar algunas ideas y recomendaciones a tener en cuenta. Vamos a trabajar un poquito en despertar las emociones de los usuarios. Todo esto se engloba en el copywritting. Una rama del marketing muy importante y de la que hablaremos más en profundidad en el futuro. Ahora sólo queremos que te quedes con las ideas claras sobre los títulos.

Pues sabiendo lo que vamos a presentar, nos ponemos manos a la obra.

 

¿CÓMO CONSEGUIR QUE NOS LEAN?

Esa es una gran pregunta. No tenemos la solución para ella. Ojalá existiera, pero vamos a intentar que los usuarios se sientan atraídos por el contenido que compartimos. Se trata de llamar la atención de los usuarios cuando encuentran en Internet nuestros posts y que lean lo que compartimos.

Las estadísticas nos dicen que sólo 8 de cada 10 usuarios leen solamente el título y que 2 de cada 10 seguirán leyendo el contenido. Con esto, es evidente la importancia que tiene trabajar el título que le demos a nuestro contenido.

Esto puede dar lugar a situaciones de frustración. Una empresa dedica muchas horas en redactar un contenido muy interesante (y que realmente lo es) para sus lectores. Su idea es que sus usuarios que son más asiduos continúen siéndolos y atraer muchos más. Invierte tiempo en crear un post de más de 5.000 palabras con el que espera conseguir muchos lectores. Lo publica y lo comparte en todas sus redes sociales. Consigue posicionarlo bien en internet pero observa que el número de visitas a su blog continúa prácticamente igual. ¿Qué ha pasado? Pues que no ha trabajado bien el título y, aunque los usuarios encuentran el post en internet, no les atrae el título y, por tanto, no se molestan en leer el contenido.

Podemos pensar que no somos capaces de hacer esto. Os estáis infravalorando. Desde luego hay que trabajar en ello. Tampoco vamos a convertirnos de la noche a la mañana en perfectos redactores de contenido. Pero como todo en esta vida, es cuestión de trabajarlo. De probar y analizar hasta dar con el kit de la cuestión.

Nada es exitoso para todo el mundo puesto que cada perfil de usuario que tengamos es diferente al de otra empresa. Tendremos que trabajar para el perfil de usuarios que nos interesan.

Un buen consejo: La personas somos seres racionales que nos dejamos guiar mucho por las emociones. El miedo, el placer, la confianza, la curiosidad o la provocación pueden ser emociones que hagan que los usuarios lean nuestro contenido.

Ejemplo:

La empresa “El huerto de Juan Palomo” centra mucho sus esfuerzos en captar clientes a través de su blog. Saben que compartiendo contenido de valor hará que aumenten sus ventas de productos 100% ecológicos.

Su última ocurrencia ha sido crear un post para su blog donde hablan de cómo consumiendo productos ecológicos podemos mejorar la salud. Completan el post dando algunas recetas saludables.

Un título que plantean podría ser: “Consumir productos ecológicos pueden mejorar la salud”. Bueno, está bien, podría ser un post interesante. El problema es que el título no evoca ninguna ansia viva para leerlo y conseguirán atraer solamente a usuarios que estén predispuestos a consumir este tipo de contenido, ¿cierto?

Ahora le vamos a echar una mano para mejorar el título con el objetivo de atraer más público. Una opción podría ser: “Mejora tu salud un 100% con productos ecológicos”. Este título puede resultar más tentador que el anterior porque estamos jugando con los sentimientos del lector. Le estamos diciendo que se tiene que preocupar por el estado de su salud y que es el momento de ponerse manos a la obra.

Otro ejemplo más impactante y que juega un poco con el sentimiento de miedo a la enfermedad podría ser: “9 de cada 10 médicos recomiendan productos ecológicos para reducir el riesgo de cáncer”. Aunque es un título un poco largo, estamos haciendo que los lectores cambien sus hábitos alimentarios evitando el riesgo de enfermedades.

Como vemos, al fin y al cabo estos títulos juegan con la mejora de la salud. El último título puede resultar más poderoso para atraer clientes porque estamos haciendo hincapié en recomendaciones de expertos para reducir el riesgo de enfermar.

 

RECOMENDACIONES PARA QUE TE LEAN

Vamos a tratar algunos aspectos muy consolidados a la hora de redactar títulos para tus posts.

  • La relevancia y el gancho de tus contenidos. La competencia en internet es enorme. Tus competidores están a un solo clic. Por ello, tienes que crear un título que enganche a los usuarios para que te elijan a ti. Si divagas y no prestas atención al titular, estarás perdiendo la batalla.
  • Dedica el tiempo que se merece. Si un buen titular te podrá generar más visitas y, por consiguiente, más ventas, es justo que le dediques el tiempo que se merece. Piensa que quieres conseguir y con qué propósito:
    • Que sea breve. No utilices más de 70 caracteres que es lo que muestra Google.
    • Que sea claro y esté en consonancia con el contenido. Es un error engañar al lector con el titular.
    • Que sea conciso, no divagues.
  • Que denote cercanía. Crea un vínculo estrecho con el lector.
  • Utiliza términos y expresiones que evoquen emociones o deseos. Palabras como rápido, fácil, exclusivo, gratis… funcionan muy bien para captar la atención del lector.

 

LAS EMOCIONES COMO CENTRO DE TUS TÍTULOS

Un objetivo fundamental que pretendemos conseguir cuando compartimos contenido es convencer al lector. Mejorando nuestra reputación mejoramos la confianza que el cliente tiene hacia nosotros. Tenemos que convencerlo para que antes o después seamos su referente para comprar nuestros productos o solicitar nuestros servicios.

La forma más eficaz es, sin duda, evocarles emociones. Toca los factores emocionales adecuados para cada contenido.

El lector de internet exige inmediatez y dedica muy poco tiempo a ojear los títulos. Tienes apenas nos segundo de margen para que te elijan a ti en lugar de a la competencia.

Debemos trabajar con esto siempre en mente para persuadir al lector. Como los humanos se mueven por emociones, si consigues conectar con estas emociones tienes la clave para persuadirlos.

Pero cuidado, no te has de obcecar en crear títulos de impacto o virales. Los abusos son contraproducentes. El titular tiene que ser algo natural, trabajado pero natural. Hay que tener cuidado y encontrar el equilibrio entre la eficacia del titular y el abuso porque la línea que divide una u otra opción es muy fina.

 

FACTORES EMOCIONALES QUE ATRAEN LA ATENCIÓN

Vamos a definir algunos de los factores emocionales que puedes utilizar en la redacción de tus títulos. Estos factores pueden denotar emociones negativas, emociones positivas, deseos, curiosidades… Algunos de los que te proponemos están a continuación. Títulos que evoquen…:

  • Miedo.
  • Decepción.
  • Incertidumbre o duda.
  • Placer.
  • Deseo.
  • Pasión.
  • Fama.
  • Confianza.
  • Beneficio.
  • Recompensa.
  • Estrés (ahorro de tiempo).
  • Curiosidad.
  • Sorpresa.
  • Urgencia.
  • Exclusividad.

Existen otros muchos factores emocionales con los que trabajar. Pero creemos que con estos 15 tenemos una buena base para redactar nuestros títulos. Los utilizaremos según nos convenga y siempre teniendo en cuenta lo que queremos que nuestros lectores consigan con nuestro contenido.

 

TÍTULOS PARA CONSEGUIR EL CLIC

Antes de terminar, queremos daros algo más. Vamos a ver ejemplos prácticos para tus títulos. Ejemplos que harán aumentar los clics en tus publicaciones. Esto es un punto de partida, una base. Queremos que te inspires e investigues en lo que mejor funcione para tu marca o empresa.

  • Ejemplos de títulos para hacer alguna cosa. Es algo que nunca suele fallar. Se basa en la teoría de solucionar un determinado problema. En la mayoría de los casos cuando un usuario se mete en los buscadores lo hace para resolver un problema concreto. Con este tipo de títulos tenemos más opciones de captar lectores.

Cómo [algo]: “Cómo crear un blog”

Cómo [lograr/hacer/conseguir/etc.] que [objetivo]: “Cómo conseguir aumentar tus seguidores en Facebook”.

Cómo [algo] incluso si no/aunque [obstáculo/inconveniente]: “Cómo publicar un artículo en tu blog aunque no tengas tiempo”.

Cómo [algo] sin [inconveniente/desventaja]: “Cómo cocinar sin tener conocimientos”.

Trucos [adjetivo] para [algo]: “3 Trucos eficaces para conseguir más suscriptores para tu blog”.

Consejos para/sobre [algo]: “Los 5 consejos sobre marketing digital que aumentaron mis ventas”.

Recursos excelentes para [algo]: “10 Recursos excelentes para aprender a escribir”.

Ideas estupendas para [algo]: “3 Ideas increíbles para organizar tu boda”.

Ideas [adjetivo] para [algo] que funcionan: “3 Ideas creativas para publicar en tus redes”.

  • Crear listas también es algo que funciona muy bien. Poner el número de elementos de la lista que presentas aporta concreción al contenido. Algunos ejemplos son:

[X] Formas/maneras de [hacer algo]: “3 Maneras de bajar el consumo de tu coche”.

[X] Razones para [algo]: “5 Razones para no alquilar tu vestido de novia”.

[X] Ideas [adjetivo] para [algo]: “7 Ideas muy sencillas para redecorar tu casa”.

[X] Trucos poco conocidos [algo]: “5 Trucos poco conocidos para rentabilizar tu negocio”.

[X] Recursos imprescindibles para [algo]: “10 Recursos imprescindibles para encontrar pareja”.

[X] [algo] que realmente funcionan: “3 maneras de hacer tu CV que realmente funcionan”.

[X] Pasos para [lograr un objetivo]: “Los 10 pasos para diseñar los elementos de tu web”.

[X] Errores que no deberías cometer nunca en/cuando [algo]: “10 Errores no deberías nunca cuando diseñas tu imagen corporativa”.

Las [X] Leyes de [algo]: “Las 10 leyes del Blogger de éxito”.

Las [X] mejores [algo]: “Las 5 mejores maneras de trabajar tu posicionamiento web”.

Las [X] peores [algo]: “Las 3 peores herramientas para diseñar infografías web”.

  • Denotar urgencia o jugar con el tiempo es algo que incentiva mucho la captación de lectores. Por norma general somos impacientes y, por tanto, esta es una buena forma de atraer visitas.

Cómo [hacer algo] y conseguir [objetivo] ahora: “Cómo planificar el día a día de tu empresa y conseguir tus objetivos”.

Cómo [algo] en menos de [x tiempo]: “Cómo crear una infografía en menos de 5 minutos”.

[Algo] antes de que [oportunidad que se acaba]: “Adquiere esta supe oferta antes de que termine”.

Las [X] claves para [cambiar algo] hoy mismo: “Las 3 claves que mejoraran tu negocio desde hoy mismo”.

Estos son solo algunos ejemplos de tipos de títulos que podrías emplear en tus publicaciones. A partir de aquí piensa en las tuyas propias. Pruébalas y analiza los resultados.

 

CONCLUSIÓN

Y hasta aquí por hoy. Hemos intentando darte una visión de la importancia que tiene dedicarle el tiempo necesario a crear el título de tu contenido. Como os hemos comentado, los usuarios dedican poco tiempo para localizar aquel contenido que más le interesa. Por ello tenemos que aprovechar esos pocos segundos que nos van a dedicar los posibles lectores para que encuentren nuestro contenido de interés y seamos nosotros a los que elijan.

Cuenta historias que atraigan, cuenta tu experiencia, da consejos, haz listas o simplemente aprovecha de la impaciencia de los seres humanos y juega con el tiempo.

Además de ser una herramienta muy potente para captar lectores, el título que le demos a nuestro post es muy importante para los motores de búsqueda. Google, por ejemplo, es un aspecto que tiene muy en cuenta en su algoritmo de posicionamiento. Por tanto, más aún dedica el tiempo necesario para crear títulos que impacten y que te posicionen en tu sector.

Todo lo demás depende de ti. Haz contenido de interés, que soluciones problemas, que de valor a tus productos y servicios. Si lo haces, el resto del proceso de venta está hecho. Tus productos se venderán solos y tus servicios son los que más serán demandados.

Desde Kaktus queremos animaros en esta tarea. Trabajar el contenido es fundamental para posicionarte en tu sector. No aparques esta tarea porque te resulta engorrosa, para conseguir tus objetivos tienes que trabajar todo lo demás perfectamente.

Si tienes alguna duda o quieres dejarnos tu opinión estaremos encantados de que nos dejes un comentario o nos escribas. No hay nada mejor que la colaboración para seguir creciendo.

Por | 2018-01-15T19:06:21+00:00 15/01/2018|Marketing Digital|Sin comentarios

Deja tu comentario

  Acepto la política de privacidad

Información sobre protección de datos

  • Responsable: María José Muñoz Montero
  • Finalidad de los datos: Contacto para responder a su consulta. Envío de boletines, publicidad y promociones.
  • Legitimación: Tu consentimiento expreso mediante la casilla de aceptación de la política de privacidad.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Destinatarios: Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Don Dominio (proveedor de hosting de Kaktus Estudio Integral) dentro de la Unión Europea. Ver política de privacidad de Don Dominio (https://www.dondominio.com/legal/55/politica-de-privacidad/).
  • Derechos: Podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.
  • Contacto: info@kaktusestudiointegral.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

kaktus_imagen-3

¿Quieres conseguir la guía definitiva sobre email marketing?

Suscríbete a nuestra newsletter y consíguela. Accede a contenidos exclusivos y promociones para nuestros suscriptores.

¡Ya estamos casi conectados! Revisa la bandeja de entrada de tu cuenta de correo electrónico para continuar con la suscripción.