Vender por internet con sus ventajas y sus inconvenientes

//Vender por internet con sus ventajas y sus inconvenientes

En el pasado post iniciamos un nuevo bloque de contenidos esta vez dedicado al comercio electrónico. Dimos un repaso a los tipos de negocio que se pueden crear en el mundo online. También hablamos sobre los modelos de negocio. Terminamos destacando la importancia de buscar siempre la diferenciación en comercio electrónico. Este aspecto es fundamental para ponernos por delante de nuestros competidores en una decisión de compra. Hoy toca hablar de las ventajas y los inconvenientes que tiene vender por internet.

Hasta ahora, seguro, hemos pensado que vender por internet son todo ventajas. Mínima inversión, mínimo coste y muchos beneficios. Sin embargo, no nos hemos parado de verdad a pensar lo que supone vender por internet. Está claro que nos aporta muchos beneficios, pero también son algunas las limitaciones. Hay que prestarles mucha atención a estas limitaciones a la hora de embarcarnos en un negocio de venta por internet.

VENDER POR INTERNET

Internet ha implicado un importante cambio en la forma en que las empresas se relacionan con los consumidores y viceversa. Desde el punto de vista empresarial, hemos pasado de un mercado circunscrito a un área de influencia local a un mercado de alcance global. En consecuencia, el consumidor ha visto ampliada su oferta comercial con productos que ni sabía que existían y que, en el caso de conocerlos, podían ser caros y difíciles de conseguir.

Esta expansión del comercio electrónico y de todas sus posibilidades se ha visto reforzada por el hecho de que todo este proceso se produce dentro de un entorno atractivo para el consumidor, intuitivo, útil, cómodo y fácil. Además, proporciona una mayor intimidad, pues este no tiene que interactuar con nadie, lo que permite una compra pausada y meditada.

Sin embargo, y a pesar de que nos permite una compra pausada y meditada, si algo bueno tiene el comercio electrónico es que potencia mucho la compra compulsiva fácilmente. En esta interacción, el usuario llena la cesta de la compra virtual de forma rápida y casi sin darse cuenta. Posteriormente, solo tiene que pagar sus productos y esperar a que se los envíen.

Además, son muchas las estrategias que se pueden implementar para potenciar que se compren muchos más productos. Por ejemplo, gastos de envío para un pedido superior a X euros hace que al final añadamos cosas a la cesta para ahorrarnos este coste. También podemos incentivar mediante puntos o descuentos por gastar una cantidad de dinero.

Los consumidores electrónicos habituales solo encuentran beneficios en el comercio electrónico, pero existe un número importante de consumidores que, aun siendo usuarios de internet, siguen sin confiar en los entornos virtuales para realizar transacciones económicas. Quizá por desconfianza o por miedo a que puedan acceder a sus cuentas bancarias, se resisten a facilitar su número de tarjeta o a operar a través de internet en tiendas virtuales.

Pese a estas consideraciones, el comercio electrónico está creciendo rápidamente en España. Entre los productos más comprados encontramos los billetes de tren y avión, las reservas de alojamiento, seguido de las entradas para espectáculos y los libros, diarios, revistas, etc. Podríamos seguir con la electrónica de consumo, ropa, material deportivo, etc.

BENEFICIOS DEL COMERCIO ELECTRÓNICO PARA LAS EMPRESAS

La llegada del comercio electrónico a nuestras vidas ha supuesto un cambio radical en los modelos de negocio tradicionales. Esta nueva forma de comprar y de vender supone muchos beneficios de cara a las empresas que venden. Entre estos beneficios nos encontramos:

  • Acceso a un mercado global. Nuestro mercado se amplía. Podemos vender en cualquier parte del mundo. Eso sí, hay que tener en cuenta la logística y la distribución.
  • Permite obtener datos relevantes sobre los consumidores y sus hábitos de consumo a través de su interacción con la página web. En el mundo digital todo se mide. Podemos saber de dónde vienen nuestros visitantes, qué hacen en nuestra web, qué productos ven, qué productos añaden a la cesta y no compran… Todo, y cuando decimos todo es todo. Esto nos ayudará a mejorar mucho nuestras estrategias.
  • Permite adaptar los precios en tiempo real en función de la evolución del mercado. El mundo de las ofertas y promociones será un aliado perfecto en el comercio electrónico. Podemos ofertar productos o cambiar el precio y que llegue a todo el mundo en tiempo real.
  • Es más económico crear un comercio electrónico que uno tradicional. Esta es una gran ventaja, pero hay que tener en cuenta que un comercio electrónico también necesita inversión.
  • Es más económico operar en los mercados extranjeros, ya que no es necesario contar con una infraestructura física en cada país. A pesar de ello, sí hay que tener muy en cuenta la logística y distribución. Aquí juegan un papel fundamental las empresas de transporte.
  • La integración de todos los procesos electrónicamente permite optimizar los recursos.
  • Podemos obtener resultados de nuestras acciones de marketing a las pocas horas. Cualquier estrategia que llevemos a cabo, puede resultar beneficiosa al siguiente segundo. Esto nos permitirá aprender y adaptarnos para maximizar la inversión.
  • Facilidades de pago.

BENEFICIOS DEL COMERCIO ELECTRÓNICO PARA LOS CONSUMIDORES

Desde el punto de vista del consumidor, el comercio electrónico tiene sus beneficios. Algunos de ellos son los siguientes:

  • La oferta comercial es global. Se pueden encontrar productos de prácticamente cualquier parte del mundo sin moverse de delante del ordenador o del dispositivo móvil.
  • Se puede acceder a información sobre los productos y a opiniones de otros usuarios para tomar la decisión correcta. Estas son las nuevas reglas del juego. El usuario está más empoderado ya que tiene mucho más donde elegir y consultar.
  • Reduce tiempo y esfuerzos, ya que no hay que desplazarse para realizar o recoger el pedido. Esta es la ventaja principal para los consumidores. La falta de tiempo hace que cada vez aumenten más las ventas en comercio electrónico.
  • El acceso y la compra de los productos suele ser fácil e intuitivo. Este aspecto tiene que ser lo que más se tenga en cuenta. El usuario debe comprar y pagar fácilmente. En el momento en que detecten muchos impedimentos, abandonarán el proceso de compra.
  • No existen presiones de los vendedores y, por tanto, la decisión de compra se puede tomar cuando uno está preparado. Hay más intimidad a la hora de tomar la decisión.
  • Permite el pago con tarjeta de crédito o débito o de otras formas posibles.
  • Se puede comparar un mismo producto o servicio en varios comercios electrónicos y decidir dónde comprarlo.

LIMITACIONES DEL COMERCIO ELECTRÓNICO

A pesar de que son muchos los beneficios del comercio electrónico, también existen limitaciones. Algunas de las principales son:

  • Aún existen países donde el acceso a internet no es libre ni generalizado o la conexión es deficiente, lo que dificulta cualquier tipo de transacción o acceso a la red.
  • La seguridad referente a la protección de los datos personales o las transacciones económicas sigue preocupando a los consumidores. Aunque las entidades financieras se esfuerzan por transmitir a sus clientes que los pagos por internet son seguros, parece que el mensaje no termina de llegar a la población, ya que este sigue siendo uno de los principales motivos que argumentan los consumidores para no comprar en la red.
  • Se requieren unos dispositivos y unos conocimientos mínimos de navegación que no todo el mundo tiene. Pero también de búsqueda y evaluación. Aquí es donde está el esfuerzo que hay que hacer para los usuarios.
  • Solo utilizamos el sentido de la vista para comprar, cuando en una tienda física actúan el resto de sentidos. Este es uno de los principales escollos que los productos no se pueden tocar, ni oler ni saborear.
  • No disponemos de un vendedor que nos pueda orientar o ayudar. Hay comercios que utilizan asistentes virtuales o sistemas de chat como atención al cliente, pero no suelen ser del todo eficaces. De momento, sigue habiendo recorrido para la implementación de un sistema eficaz de atención al cliente. Esto poco a poco se está solventando con los chats en tiempo real u otros mecanismos de respuesta inmediata para ayudar al consumidor.
  • Existe una importante dependencia de las empresas de transporte, sobre todo en las variaciones del precio y en la entrega de productos. Una mala experiencia con el transportista durante la entrega o un producto deteriorado influirá en nuestra reputación. El gran caballo de batalla del comercio electrónico.
  • Falta de un sistema de concertación de horas de reparto eficaz. En la mayoría de casos, el transportista intenta la entrega cuando no hay nadie en casa.
  • Pocos servicios de transporte nos dicen en tiempo real dónde se encuentra nuestro paquete. Utilizar un sistema eficaz de geoposicionamiento ayudaría en las entregas.
  • El uso de sistemas de pago con tarjeta bancaria sigue siendo un inconveniente.

CONCLUSIÓN

Tenemos que tener claro que el comercio electrónico está aquí ya. Casi sin darnos cuenta ha llegado a nuestras vidas para quedarse. El único freno que tiene este tipo de comercio es la falta de conocimientos digitales de los consumidores. Este hecho origina que haya una brecha muy grande entre la tecnología y los consumidores finales. Este aspecto es aún más notorio en personas de mayor edad. Sin embargo, poco a poco son muchos los consumidores que se van adentrando en esta nueva forma de comprar y vender.

El comercio electrónico es un gran aliado para comprar a cualquier hora, desde cualquier lugar y con la mayor tranquilidad e intimidad. Además, permite que el usuario compare productos con muchos comercios electrónicos antes de tomar la decisión de compra.

Sin duda, los beneficios que nos ofrece este modelo de negocio son muchos y muy golosos. Pero, sin embargo, también hay desventajas que hacen que este tipo de comercio esté todavía frenado. Una de las principales es la dependencia de las agencias de transporte y, sobre todo, del temor a introducir datos de pago por internet.

Sin embargo, estamos de enhorabuena. Porque, a pesar de las limitaciones, el comercio electrónico nos facilita mucho la tarea de comprar y nos pone a nuestra disposición productos y servicios de cualquier parte del mundo. Bienvenidos a un mercado global.

Por | 2018-11-14T18:17:30+00:00 14/11/2018|Comercio electrónico|Sin comentarios

Deja tu comentario

  Acepto la política de privacidad

Información sobre protección de datos

  • Responsable: María José Muñoz Montero
  • Finalidad de los datos: Contacto para responder a su consulta. Envío de boletines, publicidad y promociones.
  • Legitimación: Tu consentimiento expreso mediante la casilla de aceptación de la política de privacidad.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Destinatarios: Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Don Dominio (proveedor de hosting de Kaktus Estudio Integral) dentro de la Unión Europea. Ver política de privacidad de Don Dominio (https://www.dondominio.com/legal/55/politica-de-privacidad/).
  • Derechos: Podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.
  • Contacto: info@kaktusestudiointegral.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

kaktus_imagen-3

¿Quieres conseguir la guía definitiva sobre email marketing?

Suscríbete a nuestra newsletter y consíguela. Accede a contenidos exclusivos y promociones para nuestros suscriptores.

¡Ya estamos casi conectados! Revisa la bandeja de entrada de tu cuenta de correo electrónico para continuar con la suscripción.